Hola hola, retomamos la transmision!
Les cuento que mientras todas ustedes descansaban alegres, yo empece a preparar un final y el tejido quedo de lado. Despues me di cuenta que mientras estaba con las manos en movimiento pensaba mejor y retomé con todo. Estoy muy mal?

En fin, el titulo de este post es para contar una tonteria. Yo me comi las uñas durante toda, toda mi vida. Intente dejarmelas crecer muchas veces. Con esmaltes amargos, con esmaltes muy amargos, con capas de esmalte sobre esmalte, pero nunca pude dejar.
Y de golpe, hace uno o dos meses, sin intentarlo siquiera, no me las como mas.
Asi, de una.
Al principio el cambio era muy positivo, ahora tenia uñas que podian pintarse y no los muñones horrendos que solia tener. Mientras tanto, las uñas siguieron creciendo.
Primero me di cuenta que me clavaba la uña en la palma de la mano cuando estaba con la horquilla.
Despues empezaron a fastidiarme mientras hacia crochet.
Yo no se si es torpeza o falta de costumbre o incompatibilidad con el tejido, pero me gustaria tener unas uñas relativamente normales y poder seguir tejiendo con tranquilidad. Y no es que estan excesivamente largas, no se acercan ni por mucho al medio centimetro de largo.

Asi que me gustaria que me cuenten como les tratan las uñas a la hora de agarrar los ovillos. Porque las manos sin signos de canibalismo son bonitas, pero poder tejer tambien =)

Anuncios